Una buena propuesta de valor debe transmitir lo siguiente: Cómo tu empresa, producto o servicio resuelve el problema o necesidad de tu cliente. Qué beneficios debe esperar el cliente de tu servicio. Por qué te debe elegir a ti y no a tu competencia. Cuál es tu valor diferencial. Independientemente del tipo de mercado al que te diriges, del producto o servicio que ofreces ...