Cómo diseñar una Propuesta de Valor

Una buena propuesta de valor debe transmitir lo siguiente:

  • Cómo tu empresa, producto o servicio resuelve el problema o necesidad de tu cliente.
  • Qué beneficios debe esperar el cliente de tu servicio.
  • Por qué te debe elegir a ti y no a tu competencia. Cuál es tu valor diferencial.

Independientemente del tipo de mercado al que te diriges, del producto o servicio que ofreces hay dos cosas que son claves para alcanzar el éxito de tu negocio:  clientes y propuesta de valor.

¿Te gustaría convertir en clientes a muchas más personas? ¿Emplear un gancho irresistible para despertar la curiosidad en las personas que visitan tu empresa, miran o visitan tu página web? Sigue estos pasos:

 

Puntos clave para transmitir la propuesta de valor de tu empresa:

 

Cuando transmites a un cliente la oportunidad de negocio o el valor que tu empresa ofrece, en su subconsciente analiza dos cosas:

  • Los beneficios que le aportas.
  • Lo que le cuestas.

Si lo primero supera a los segundo, en su mente se creará la percepción de que tu empresa, producto o servicio, merece la pena. Si ocurre al revés, y el coste supera a lo que vas a aportarle, no te comprará, y habrá fallado la esencia de tu modelo de negocios, así de sencillo.

Por tanto, una buena propuesta de valor debe transmitir lo siguiente:

  • Cómo tu empresa, producto o servicio resuelve el problema o necesidad.
  • Qué beneficios debe esperar el cliente de tu servicio.
  • Por qué te debe elegir a ti y no a tu competencia. Cuál es tu valor diferencial.

Un error típico es confundir la propuesta del valor que aportas, con un eslogan, pero NO es lo mismo. “Just do it” (Solo hazlo) de Nike o “compartida la vida es más” de Movistar, no son propuestas de valor, son eslóganes, pegadizos, pero eslóganes. La ventaja de saber cómo transmitir el valor que posees, es que te vale tanto en el ámbito laboral, como en el personal.

Imagina ese adolescente del liceo al que le gusta una persona. Si entre más de 100 alumnos de su misma edad, quieres que esa otra persona se fije en ti, deberá ser capaz de demostrar cuáles son tus virtudes y por qué debería elegirte a ti. Lo mismo ocurre con una empresa, que compite en un mercado y quiere atraer más clientes. Deberá ingeniárselas para demostrar qué ofrece, y qué le diferencia del resto de la competencia.

Vamos a ver en 3 pasos, cómo construimos esa propuesta para transmitir nuestro valor y que nos haga ganadores:

 

Identifica los puntos clave de la propuesta de valor de tu empresa para el cliente.

¿Cómo hacemos eso?, muy fácil, siguiendo estos pasos.

  1. Identifica tu cliente objetivo. Cuando tenemos una idea de negocio innovadora, lo primero es identificar a tu cliente objetivo, tus adoptadores tempranos. Tu empresa está consolidada, tendrás un mayor conocimiento de los clientes principales de tu negocio. De cualquier manera, escribe quién y cómo es tu cliente objetivo.
  2. Haz una lista de los beneficios y del valor que tu producto aporta a tus clientes. Por ejemplo:
  • Reducción de riesgo a la hora de lanzar un proyecto innovador
  • Ahorro de costes
  • Ahorro de tiempo
  • Te guiamos paso a paso para lanzar tu proyecto innovador.
  1. Qué hace diferente tu propuesta de negocio del de la competencia:
  • Somos emprendedores y desarrollamos nuestra propia metodología nutrida desde nuestra propia experiencia.
  • Hemos desarrollado proyectos innovadores en diferentes sectores.
  • Tenemos una gran experiencia tanto nacional como internacional.

Cómo transmitir el valor de tu producto o servicio a tus clientes:

Con la información del punto anterior, es sencillo elaborar una propuesta del valor de tu negocio, en la que se cumplan estos 3 puntos:

  • Debe ser clara y fácil de entender. En general, no valen tecnicismos ni cosas raras, a no ser que tu mercado sea de físicos cuánticos o un sector muy especializado.
  • Comunica claramente qué va a obtener el cliente con tu producto o servicio.
  • Explica qué te diferencia de la competencia.
  • Cuanto más breve, mejor.

Elementos que componen la oferta de valor de tu negocio:

  • Un título, que describa el beneficio que ofreces al cliente.
  • Un subtítulo, donde detallas brevemente lo que ofreces, a quién y por qué.
  • Tres puntos con los beneficios o características de tu producto o servicio.
  • Un elemento visual (vídeo o imagen), que amplíe tu mensaje.

Personalmente, opino que con los 2 primeros es suficiente, pero por ejemplo, en una landing pages es muy interesante poner los otros dos también.

En resumen…

El valor de un negocio, empresa o startup siempre debe estar basado en los clientes y en cómo solucionamos o minimizamos, sus problemas. Si el cliente percibe, que lo que recibe a cambio de lo que va a pagar es suficientemente bueno, comprará y si no, no lo hará. Así de simple y así de complicado.


Este material no fue escrito por nosotros en VICA Consulting SC, pero estamos en total sintonía con las ideas expuestas por el autor. Para más información les invito a consultar la fuente: https.//innokabi.com/

No Comments

Leave a Reply