Ansiedad:

De alguna manera u otra, todos la sentimos, en menor o mayor intensidad. La definición mas común es que la ansiedad es la generación de pensamientos negativos de manera anticipada. Pero el tema es que algunos tenemos la personalidad ansiosa, vivimos así. Adicionalmente he  conocido personas a las que les he preguntado ¿Pero que te hace sentir así? Y la respuesta es “No lo se”. En lo personal a mi me ha pasado, de repente me siento ansioso y no tengo idea del porque. No soy psiquiatría ni psicólogo, pero se que cuando la ansiedad se va a los extremos puede terminar en ataques de pánico y/o paranoias y ningún extremo es normal.  

La definición mas común es que la ansiedad es la generación de pensamientos negativos de manera anticipada

El punto es que siempre nos dicen, “Estas muy estresado”, “Tómalo con mas calma”, “Tomate esta pastillita”, etc. Pero en mi caso, siempre me pregunte ¿Cómo lo hago?, ¿Cómo lo tomo con mas calma? ¿Cómo lo hago sin pastillas?. Así que buscando la respuesta a esas preguntas, poco a poco empecé a realizar algunas actividades y/o ejercicios que me han ayudado y que me gustaría compartirlos con Uds.


1.)   Trabaja tus pensamientos negativos: 

a.    Así como tenemos la fuerza e imaginación para generar un pensamiento negativo, podemos también generar uno positivo, o al menos  darnos el permiso de dudar, de la veracidad y/o probabilidad del pensamiento negativo. 
b.    ¿Has sacado la cuenta de cuantos de tus pensamientos negativos se han hecho realidad?. NO. Cuando lo hagas estoy seguro, el resultado será muy bajo. Te invito a realizar el ejercicio y revisa tus resultados.


2.)  Escúchala en tu cuerpo:

a.    La ansiedad tiene sus síntomas, la sientes en el cuerpo. Yo en lo personal la siento en el pecho, es como un presión en el centro del mismo. Cuando la siento me pregunto ¿Por qué estoy ansioso?, ¿En que estoy pensando?.  


b.    Otra forma de reconocerla en el cuerpo es cuando no podemos parar de hacer cosas, estamos sentados, vemos el teléfono, lo soltamos, tomamos el control del televisor, lo prendemos y mientras prende volvemos a agarrar el teléfono. En fin estas haciendo 100 cosas a la vez, ninguna la terminas y no paras. Suelta todo, y pregúntate ¿Qué realmente me gustaría hacer?. 


3.)  Organiza el día y las actividades.

a.    El desorden genera caos, y el caos ansiedad. Organiza tu lugar de trabajo, tu habitación, en fin mantén organizados los espacios de tu entorno.

b.    Haz una lista todas las actividades y/o tareas que necesitas hacer. Y focalízate en hacerlas. Ojo, las actividades complejas o que llevan muchos pasos, secciónalas en diferentes pasos, y cada paso cumplido es una tarea hecha. No anotes la tarea completa porque vas a tener la sensación de que hay algo muy grande que tienes que hacer y no lo has hecho.

c.    Cuando pases de una actividad a otra, haz una pausa, deja la otra actividad y comienza la nueva.

d.    No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Hay llamadas, conversaciones, tareas, etc. Que vamos dejando, ¿Por qué las dejamos?, porque son situaciones que queremos evitar, no nos gustan, pero la vida nos las pone allí, hay que hacerlas, mientras mas rápido mejor. A mi me pasa con las llamadas para cobrar y/o exigir el cumplimiento de algo, les daba vuelta y vuelta y cada día que pasaba la ansiedad era mayor, porque ya no es el tema de la llamada es que la deuda es mayor. 

e.    Inicia la tarea. Por algo pequeño, pero iníciala focalizado en que vas a terminar.  Me pasa al lavar los platos, llego al fregadero, 60 corotos sucios, allí me conecto con una mezcla de rabia, frustración, quisiera chasquear los dedos y ya. Pero no se puede. Así, que comienzo y agarro el primer plato, lo lavo y sigo. Ya en este momento me focalizo, me faltan 59. 

f.     Acostúmbrate a hacer una cosa a la vez. Si. No comas mirando TV, No comas mirando el Twitter o el Instagram. Si sales a hacer ejercicio, deja el teléfono, si te vas a bañar, concéntrate en el agua y jabón. Es una cosa a la vez.

g.    Mantente ocupado. Con equilibrio, tomas tus descansos y pausas, pero mantente ocupado. Mantenernos en una tarea hace que focalicemos los pensamientos en lo que estamos haciendo, y de esa manera, no los dejamos que se escapen a buscar pensamientos negativos. 


4.)  Hazte consciente de ti, respira, respira y hazte consciente de ti.

a.    Si aprendes a escucharte, a conocerte mas, si te das ese permiso, podrás anticiparte a la ansiedad, sabrás que el pensamiento que tienes es negativo, sabrás que puedes dudar de ese pensamiento o generar uno positivo. 


b.    Respira, escúchate respirando, respira profundo. Si lo vemos en frio, lo único que tenemos en este momento seguro la respiración que tomaste ahora, porque de la próxima no hay ninguna garantía, y allí radica el poder del aquí y el ahora. 

La ansiedad nos hace daño y nos lleva por la vida a su ritmo, escucharla y hacernos consciente de que nos la genera, nos ayudara a evitarla y combatirla, y así estaremos físicamente mas sanos, y tendremos una vida mas feliz y plena. El secreto, hacerte consciente de ti.  

Espero estos pequeños pasos puedan ayudarte. A mi han funcionado
Un Fuerte Abrazo.Nos leemos en nuestra próxima entrega


Fuente: Humberto Acuña Coach Sénior Ontológico